Comparativa entre técnicas capilares

 

Si vamos al origen mismo del término ‘implante capilar’, estamos empleando el término de manera errónea. Es decir, un implante capilar no es lo mismo que un cabello. De hecho, implante capilar (o los sinónimos que utilizamos como injerto capilar, trasplante capilar, microtrasplante, etc…) es en realidad el tipo de operación, y por tanto no la cantidad de cabello que se implanta.

No obstante, está hoy aceptado, de manera coloquial, el término implante capilar para referirnos igualmente al cabello trasplantado.

¿Qué diferencia existe entre Unidad Folicular y cabellos?

En primer lugar cabe destacar que los cabellos de las personas no siempre crecen de manera aislada,  sino que en su lugar lo hacen en grupos de 1, 2, 3 y 4 cabellos como máximo. Esto es lo es que se llama como Unidades Foliculares. Generalmente, la media de cabellos por unidad folicular es de unos 2,2 cabellos. Por ello, lo que en una operación de microtrasplantes capilares lo que se implantan son unidades foliculares, en lugar de cabellos.

zona donante y receptora

 

Hay que tener en cuenta que en una intervención de trasplante capilar no aumenta la cantidad de cabellos, sino que los que se tienen se van a redistribuir. Esto quiere decir que los folículos (con sus cabellos) se obtienen  de la zona donante (normalmente la zona occipital) y se implantan en su zona receptora (en aquella zona que se quiere cubrir). Estos folículos injertados están programados genéticamente para crecer durante toda la vida.

Sencillamente por lo que se hace es implantar unidades foliculares. Para hacer este proceso lo que se requiere es de un microscopio binocular estereoscópico.

¿Por qué es necesario el microscopio binocular estereoscópico?

Para poder extraer las unidades foliculares de la zona donante del paciente, se requiere de este tipo de instrumental ya que de lo contrario sería muy difícil realizar la extracción. Cuando se empezó antiguamente (y aún hoy en día en algunas “clínicas capilares” lo hacen ) se obtenían estas  unidades foliculares a simple vista. Esto provocaba que menudo se extraían varias unidades foliculares a la vez,  sin ningún tipo de precisión y además muchas de ellas resultaban dañadas.

En Clínica Capilar CFS Madrid siempre empleamos el instrumental necesario y requerido para este tipo de intervenciones capilares, como es por ejemplo el microscopios binoculares estereoscópicos.

En términos generales, podemos hablar en concreto de 2 técnicas de implantes capilares: La técnica FUSS y la técnica FUE.

A su vez, la técnica FUE,  (siendo la técnica más actual), se  puede clasificar en:

  • La técnica FUE SAV (sin afeitado visible). La técnica FUE SAV se emplea generalmente en intervenciones que requieren pocas cantidades de implantes, hasta 1.500 UFs (es decir unos 3.300 cabellos), y siempre dependiendo de las  condiciones de calidad de la zona donante.
  • La técnica FUE New Dense. La técnica FUE New Dense permite muchos más implantes capilares y se realiza en solo un día. En este caso es necesario rapar la cabeza.

 Características entre técnicas de injerto capilar.

  • Hasta 4.000 unidades foliculares en un solo día (unos 8.800 cabellos)
  • Necesario rasurar la cabeza.
  • No deja cicatriz.
  • Rápida recuperación, ya que no es una intervención quirúrgica.
  • Al emplear menos tiempo su precio puede disminuir a la mitad.
  • Intervenciones que requiere de pocos implantes capilares, hasta 1.500 UFs (unos 3.300 cabellos)
  • No necesario afeitar la cabeza.
  • Intervenciones algo más largas debido a su minuciosidad.
  • Para grandes calvicies.
  • Es una técnica más antigua pero muy rápida y económica.
  • Se extrae una banda de cuero cabelludo de la zona de la nuca y precisa sutura posterior.
  • Operación quirúrgica menor.
  • Cada vez se va utilizando menos en favor a las técnicas FUE.

Diagnóstico Online
+34 91 622 91 78